Líneas Curry

A través de los años se han descubierto otras redes de energía sutil, que han sido poco investigadas con detalle, salvo las líneas Curry.

LíneasCurryEl Dr. Curry juntamente con el ingeniero S. Wittmann y un equipo de colaboradores, detectó en Alemania en los años de la posguerra, una red en sentido oblicuo a los puntos cardinales, esta retícula magnética orientada NE-SO y NO-SE aproximadamente, de mayor tamaño que la red Hartmann, orientada diagonalmente con respecto a ésta.

La separación entre las líneas Curry de orientación Noreste-Suroeste oscila cerca de los 8 metros; y entre las líneas Sureste-Noroeste es de 6 metros. El grosor aproximado es de 40 cm.

Algunos especialistas sostienen la hipótesis de que esta red se forma como NucleoTerra_Biohabitabilidadconsecuencia del efecto dínamo dipolar y toroidal, que se establece por la rotación constante del planeta Tierra y la generación de fuertes campos energéticos debidos a la fricción y resistencia entre la corteza terrestre y el núcleo o magma del planeta.

Es de “menor intensidad radiestésica” que la retícula Hartmann a la hora de ser prospectada, pero es mucho más dañina que esta.

La red formada por las líneas Hartmann juntamente con la red formada por las líneas Curry en algunos de los lugares que se entrecruzan, forman unas zonas “libres de geopatías” que dan forma a una figura geométrica octogonal. Los arquitectos de algunas iglesias, catedrales o mezquitas, conocedores de este hecho lo aprovecharon principalmente para construir en ese justo punto “un campanario” o algún otro elemento destacado, por ejemplo la torre de Crucero de la Sagrada Familia diseñado por Gaudí.

SagradaFamiliaLa forma octogonal, desbloquea y equilibra los diferentes campos energéticos que pueden haber sido contaminados por el mal huso de las energías primarias transformándose en un punto de muy alta frecuencia de energía espiritual, apta para restaurar la reconexión y la sanación del lugar sagrado.

Las frecuencias de la red Curry son extremadamente sutiles, siendo por ello que una gran mayoría de prospectores, domoterapeutas y expertos en geobiología tengan problemas en su correcta captación. Los cruces de la red Curry son lugares donde la emisión de las radiaciones electromagnéticas que emanan de la tierra o del entorno pueden afectar a la salud de las personas, también pueden afectan a los animales y plantas.

 Las radiaciones que podemos encontrar en estos puntos, pertenecen todas al espectro no visible de la luz, rayos cósmicos, rayos gamma, rayos X, rayos infrarrojos, rayos ultravioletas y partículas Alfa y Beta, estas radiaciones crean en su vertical una gran cantidad de iones positivos, que descompensan aún más el equilibrio iónico del aire que respiramos.

Hay que tener en cuenta que estas radiaciones, tanto en cantidad como en composición, varían según el tipo de geopatía y son cantidades casi indetectables, pero suficientes como para alterar nuestra salud si permanecemos mucho tiempo sobre ellas, si bien hay que tener en cuenta que también intervienen otros factores, genéticos, víricos, contaminantes, intoxicantes, traumáticos, que contribuyen al hecho de que a todas las personas una misma geopatía no afecte de igual manera.